El detalle que convierte la tortura en alegría

El detalle que convierte la tortura en alegría

El detalle que convierte la tortura en alegría

29 enero, 2015 | Look, Moda, Outfits | No Comments

Odio la lluvia. Y el frío. Y por tanto, sufro bastante cuando llueve en invierno… Sí, lo sé, no es digno de una espartana… Pero así es. :S

Hoy, me he asomado a mediodía para vestirme al ir a trabajar y al ver cómo caían unas (minúsculas, cierto es) gotas de lluvia, me he quejado lo más grande.

Soy una dramática. Pero también, bastante optimista. Y al momento, una sonrisa… ¡Por fin iba a poder estrenar mis nuevas botas de agua!

Lo cierto es que son tan monas y cómodas que ahora las quiero llevar todo el rato.

Son de Igor, una empresa española de la que ya me enamoré en verano por sus cangrejeras y que también tiene una preciosa colección de botas de agua entre otras cosas.

Las he combinado con camisa, guantes y abrigo de Asos, pantalones negros encerados de Reiko y cárdigan gris de Zara.

Os escribo desde el bus de camino al trabajo. He decidido entretenerme con algo antes de volver a caer en coma porque casi muero de la vergüenza al despertarme con mi propio gemido (no era un ronquido, vale?! :S ).

Es que llevo una mala vida… Anoche cenita con amigas en Yakitoro de Chicote (parece que me llevo comisión, cada semana voy y le hablo genial a todo el mundo de él, pero ya os digo yo que es mero amor hacia el restaurante) y esta mañana a las 7:30 de pie para ir a Crossfit Las Rozas (por cierto, pronto os enseñaré unos nuevos modelitos que tengo para Crossfit de Reebok que son para morirse de amor!).

Os espero en Los 40 Principales de 17 a 20 (hora menos en Canarias).

Aprovecho para desearos una tarde maravillosa.
image

image

image

image

image

image

image


Share this article:



Would you like to share your thoughts?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: